Tema 2: El proceso de resolución de problemas

La resolución de problemas es una habilidad crucial en una amplia gama de disciplinas y profesiones, que incluyen pero no se limitan a la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas, los negocios y la toma de decisiones cotidiana. Se valora por su capacidad para fomentar la innovación, la adaptabilidad y el pensamiento crítico en individuos y organizaciones.

  1. Identificación del problema: Definir claramente el problema o el desafío que debe abordarse. Esto implica comprender el contexto, reconocer las limitaciones y articular la naturaleza específica del problema.
  2. Análisis de la situación: Recopilar información relevante y datos relacionados con el problema. Esto a menudo implica emplear el pensamiento crítico y las habilidades de investigación para obtener una comprensión integral de los factores en juego.
  3. Generación de Soluciones: Explorar y proponer múltiples enfoques creativos para abordar el problema. Esta fase puede implicar una lluvia de ideas, considerar diferentes perspectivas y evaluar posibles soluciones basadas en su viabilidad y efectividad.
  4. Toma de decisiones: Evaluar los pros y los contras de cada solución y tomar una decisión informada sobre el mejor curso de acción. Este paso a menudo requiere sopesar varios factores y considerar las posibles consecuencias de cada opción.
  5. Aplicación: Poner en acción la solución elegida. Esto puede implicar desarrollar un plan, asignar recursos y tomar las medidas necesarias para abordar el problema de manera efectiva.
  6. Evaluación e Iteración: Después de la implementación, evaluar los resultados y resultados. Si la solución no resuelve completamente el problema, es posible que deba repetirse el proceso, con ajustes basados ​​en la retroalimentación y los conocimientos obtenidos del intento inicial.
https://www.canva.com/
Cuestionarios